La Pampa triplicó cantidad de localidades involucradas en horticultura

 

En los últimos tres años La Pampa triplicó la cantidad de localidades involucradas en horticultura y se espera para el próximo año incorporar la producción de hongos y  la reproducción in-vitro en plantines para mejorar la genética.


Se realizó este jueves en el Centro Regional de Educación Tecnológica (CERET), ubicado en un sector del Parque Industrial de General Pico, la XIX jornada demostrativa anual impulsada desde el Ministerio de la Producción, con amplia participación de técnicos y operarios del CERET y del INTA Pro Huerta. La jornada, denominada "La horticultura en La Pampa", contó además con el acompañamiento de varias entidades y organismos oficiales y privados en lo que es, a decir del titular de la cartera de Producción pampeana, “un ejemplo de complementariedad”.
La Asociación de Productores Hortícolas de La Pampa (APROHPAM), como receptora y beneficiaria de numerosos conocimientos generados por los profesionales de CERET y Pro Huerta, también adhirió al encuentro que contó con los auspicios de la Facultad de Ingeniería de la UNLPam, los ministerios de Desarrollo Social y de Producción de la Nación, y el Ministerio de Educación de La Pampa.
El ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, junto al titular del CERET, Juan Manuel Bello, el director del Centro Regional del INTA La Pampa-San Luis, Néstor Stritzler, el coordinador general del Pro Huerta La Pampa-San Luis, ingeniero Alberto Muguiro, directores del Ministerio de la Producción y el presidente del Comité de Vigilancia de la Zona Franca General Pico, Germán Luqui, tomaron parte del acto en el que también se dejó inaugurado el sector de empaque hortícola.
Desde hace casi dos décadas la jornada se constituye como el lugar de encuentro de productores, técnicos y público que van tras el objetivo de diseñar y poner en marcha diferentes acciones tendientes al crecimiento del sector hortícola. Bello, al dar la bienvenida a los visitantes, apreció la respuesta de los técnicos, huerteros, trabajadores y los numerosos estudiantes que se dieron cita en la jornada.
En ese sentido remarcó que en esta instancia “el trabajo con el INTA es fundamental, es una simbiosis que aquí funciona perfecta, es más, se hace un uso excelente de los escasos recursos, y es algo que tiene permanentemente en una situación de referencia del CERET para toda la horticultura de la provincia y que ha excedido los límites de La Pampa, desde hace bastante tiempo”.
En la misma línea valorizó el trabajo y el esfuerzo del personal del Centro para mantener las instalaciones en excelentes condiciones y acompañar las constantes inquietudes de personas que, a diario, llegan al CERET en busca de respuestas a sus producciones entre ellas, numerosas delegaciones que, enteradas del éxito del Centro Regional, llegan desde varios puntos del país.
“Esto refleja 20 años de trabajo conjunto entre el CERET, el ministerio de la Producción y el INTA. Es un orgullo ver el trabajo interinstitucional, es un ejemplo para muchos de cómo se pueden potenciar los aportes de cada una de las instituciones en beneficio de los productores de una extensa región, el prestigio ya traspasa los límites de La Pampa” afirmó Stritzler.
Planta de fraccionamiento y empaque
El ministro de la Producción habló del exitoso presente que transita el CERET, y muchas de las bondades de su accionar quedaron reflejadas a través de las estadísticas puntuales que Moralejo ofreció al público presente. “Hoy podemos decir que tenemos al CERET presentado en todo su potencial, estamos viviendo esta jornada anual de horticultura y creo que de aquí en más también será de floricultura. Estamos con la planta láctea terminada, e inaugurada, ofreciendo productos a toda la sociedad; y esto es transformar al CERET en un centro de investigación, capacitación, extensión, de tecnologías para la innovación de procesos productivos en todos los ámbitos de la provincia”, dijo.
La planta de fraccionamiento y empaque de productos hortícolas también fue presentada ayer al público y sobre la misma Moralejo refirió que de allí saldrán las “conocidas bandejitas con diferentes tipos y composiciones de ensaladas, creamos la infraestructura necesaria con todas las normas sanitarias, de tal forma que hoy el consumidor podrá hacerse de ese producto con la debida identificación como producto pampeano con garantía sanitaria y de calidad de primer nivel”.
Eso, suscribió, “sirve para mostrar al productor la manera de darle valor agregado a sus productos para llegar al mercado local, provincial y por qué no afuera de la provincia. Esto es un desafío, y es un desafío que está en todo el ADN de este Ministerio: darle valor agregado a nuestras materias primas, a nuestra producción primaria, buscamos un cambio de paradigma en la Provincia, queremos pasar de una economía predominantemente agrícola ganadera a otra donde la industria en general tome un valor preponderante”.
“En tres años hemos logrado la línea de base para lo que es un proyecto productivo en La Pampa, que engloba a casi todas las actividades productivas de la Provincia. Tenemos laboratorio de análisis de alimentos, tenemos una aduana propia que pasó de exportar 8 millones de dólares en el año 2015 a 40 millones que cerraremos en este año; crecimos cinco veces, a esto tenemos que apostar, especialmente los jóvenes como los que hoy nos acompañan, ellos deben ver que es todo un desafío y que hay que prepararse para eso”, afirmó Moralejo.


“El año que viene vamos a incorporar la producción de hongos, vamos a estimular la reproducción in-vitro en plantines para mejorar la genética, hay muchas posibilidades a partir de esta realidad que es el CERET. Logramos un cambio de cultura en cuanto a la producción hortícola: hace tres años estábamos llegando a 15 localidades, hoy estamos superando las 40, produciendo horticultura, y en algunas localidades como La Humada, donde llegaban las hortalizas en camión cada 15 días, hoy las hortalizas básicas las obtienen en forma diaria”, sostuvo.


La producción de lechuga, de acuerdo a las estadísticas brindadas por el ministro, ya está cerca del millón de kilos en la Provincia, resolviendo el 30% del consumo. Hace tres años, afirmó, “teníamos 400 mil plantines por año, hoy superamos los 2 millones anuales, es decir, que estamos abasteciendo prácticamente a los más de 400 túneles que hay en la provincia. Esto significa un avance continuo, un cambio cultural, y todo pasa a ser valedero y sustentable en el tiempo si nosotros estamos convencidos de lo que hacemos, y creo que después de 20 años de trabajo hay un objetivo ganado que es éste: que La Pampa también puede producir horticultura de calidad en sus diferentes localidades”, concluyó.