Maíz en La Pampa, un nuevo récord en su cosecha


La campaña de maíz 2018- 2019 dejara como resultado un récord histórico provincial, superando los números recolectados en la cosecha del 2015-2016, cuando se levantaron 2,14 millones de toneladas.

 

Con respecto a los rindes, las cifras variaron entre los 5.000 y 8.000 kilos por hectárea. Según informó el Mercado de Cereales, basado en datos de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, la campaña 2018-2019 de maíz con destino a grano comercial en La Pampa, tendrá un volumen al terminar la cosecha de 2.300.000 millones de toneladas. De esta manera se superará el récord histórico de la campaña 2015/16 que obtuvo un rinde de 2,14 millones de toneladas. 
La Pampa tiene una proyección de producción muy elevada. El maíz es clave en la rotación al contribuir con el resultado económico de la empresa agropecuaria y el rinde de los otros cultivos. Este grano es estratégico para la producción de rastrojos, del mantenimiento del balance de materia orgánica y del uso eficiente del agua.
Varios componentes favorecieron a que el rinde de esta cosecha sea exitosa. El rendimiento de maíz está determinado por el número final de granos logrados por unidad de superficie, el cual es función de la tasa de crecimiento del cultivo alrededor del período de floración. Para el logro de rindes altos, como lo será la trilla de la campaña 2018-2019, el cultivo de maíz requiere alta disponibilidad de nutrientes como los son el nitrógeno, fósforo y azufre; muchas veces deficitarios en los campos pampeanos por las recurrentes sequías, pero gracias a la interacción de un número importante de prácticas combinando las de insumos y manejo de la fertilización se han superado, sin dejar de resaltar que el clima fue propicio.
En gran parte de la región pampeana la producción de maíz superó viejas épocas. Según los datos presentados, fueron claves los rendimientos en el noreste que tuvieron estados fenológicos excelentes tanto sea en Ceballos, General Pico, Bernardo Larroudé, Quemú Quemú e Intendente Alvear; al igual que en la zona de Rancul, Realicó y Trenel, debido al porcentaje elevado de humedad del cultivo.