Soja y maíz: a pesar de las lluvias, no habrá repunte en los cultivos y proyectan una cosecha con menores rendimientos.

 

Hasta el momento la cosecha de maíz en la región núcleo arrojó resultados muy desparejos en los rendimientos y los de soja se encuentran por debajo del promedio de los últimos 5 años.

 

En las últimas horas se registraron importantes precipitaciones en el sudeste de Santa Fe, noreste de Buenos Aires, sudoeste de Entre Ríos, noreste de Córdoba y en zonas de Santiago del Estero, con registros promedio de entre 50 y 100 milímetros, y el algunos casos superando esa marca. Además, hubo registro de lluvias en distritos que estaban muy complicados por la sequía, que impactó en el desarrollo de los cultivos de verano, especialmente la soja.

Sin embargo, pese a la cantidad de milímetros de agua registrados en estas áreas, las lluvias no significarán un repunte sobre los cultivos ni podrán mejorar las proyecciones de los rendimientos de la presente campaña, pero sí serán un aliciente para los de invierno.

“Los cultivos están muy avanzados, el maíz temprano ya se está cosechando y el maíz tardío está avanzado en su fenología. No hay chances de continuar su mando potencial de rendimiento a estas alturas de la campaña” (Copati)

Por otro lado, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires señaló que comenzó la cosecha de soja en sectores puntuales del centro del área agrícola, donde en el Sur de Córdoba, el Núcleo Sur y el Centro-Este de Entre Ríos se registró una importante variabilidad en rendimientos, acorde a la irregular distribución de las lluvias, y con resultados por debajo al promedio de los últimos 5 años.

Si bien Córdoba mantuvo una buena condición hídrica durante gran parte del ciclo de cultivo, es la provincia que mejor transitó la campaña de verano
“Los cultivos están muy avanzados, el maíz temprano ya se está cosechando y el maíz tardío está avanzado en su fenología. No hay chances de continuar su mando potencial de rendimiento a estas alturas de la campaña”, afirmó el experto.

La humedad sobre algunos sectores de Córdoba fueron relevantes, pero la de mayor importancia se dio en el Sureste y extremo Sur de Santa Fe, en el Noreste y Norte de Buenos Aires, que eran las regiones en donde no se había podido recuperar después de las fuertes precipitaciones del último mes. Si bien Córdoba mantuvo una buena condición hídrica durante gran parte del ciclo de cultivo, es la provincia que mejor transitó la campaña de verano.


“En la soja de primera se están haciendo pruebas de cosechas en Santa Fe, en sectores de Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires. Los cultivos están avanzados en su desarrollo y no hay chances de recuperar rendimientos. En soja de segunda, ahí está la incógnita porque en gran parte ya está avanzado su desarrollo y está finalizando el ciclo, sobre todo, en las regiones donde está lloviendo ahora. Eso limita muchísimo la capacidad de recuperar más rendimientos”, agregó Copati.

(Infobae)