Cierre a las exportaciones de maíz

El 2021 arrancó como sucedió en los primeros momentos del año pasado, con el campo movilizado y en Asamblea.

 

Es muy grande el malestar en el sector agropecuario tras la decisión del Gobierno de Alberto Fernández de cerrar las exportaciones de maíz, medida que recuerda las épocas del kirchnerismo cuando debido a las intervenciones oficiales tanto los productores y todos los actores de la cadena agroindustrial como el país perdieron mercados a nivel internacional.

Acicateados por el temor de que el Gobierno amplíe las prácticas de intervención de los mercados, el malestar y la preocupación se expresarán en las próximas horas con acciones gremiales e institucionales. No se descarta que a partir del lunes la cadena del maíz pida audiencia al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, quien fue el funcionario que anunció el cierre de las exportaciones del cereal, pese a que públicamente había expresado antes que el Gobierno no implementaría medidas que en el pasado no solamente generaron conflicto, sino también un perjuicio muy grande a uno de los actores centrales de la economía nacional.

El cierre de los mercados logra un efecto contrario al deseado, medidas similares en el pasado dieron como resultado una brutal caída del área sembrada con el cultivo, perjudicando no solo a la producción sino a toda la cadena de valor”, señalaron desde la Asociación del Maíz y Sorgo (Maizar).“Creíamos que, luego de que el propio Presidente Fernández nos asegurara que no volverían este tipo de medidas, ya no había lugar para acciones inconsultas. Evidentemente, volvieron a defraudar al campo y a todo el interior productivo con una decisión que además vuelve a generar una nueva transferencia de recursos de la producción primaria a otros eslabones de la cadena”, dijeron los presidentes de las entidades del campo en un comunicado en las últimas horas.